sábado, 28 de diciembre de 2013

Relata, relata que algo quedará

Cuando hablan o escriben del “relato (K)” están diciendo: “este Gobierno construye un verso para que te lo creas pero en realidad no es más que eso, un verso, una ficción, una total falsedad imaginada para los giles propios y los despistados ajenos”. Cuando hablan o escriben del “relato (K)” también están diciendo: “nosotros, que de esto sabemos mucho porque ya lo vivimos en otro tiempo, nosotros, que a este gobierno le sacamos la ficha al toque, te vamos a ayudar para que te des cuenta del gran verso de estos tipos”.

La imposibilidad de asistir a todas las posibilidades de expresión que “la realidad” tiene para ofrecernos obliga a que, en la enorme cantidad de los casos, esa realidad deba sernos transmitida por alguien: es ahí cuando nace el relato. Nada más normal y atávico que esto.  

Lo gracioso e insólito de los medios de comunicación enfrentados al gobierno (porque si algo los define es la subestimación intelectual hacia sus destinatarios) es la pretensión de hacer creer que la realidad argentina es producto de un único y falaz relato (el relato K). En ningún momento le insinúan a sus lectores la posibilidad de que ellos también, cada día, están construyendo un relato, otro relato, de esa realidad. No, la propuesta alucinada de estos medios es hacer creer que en la realidad argentina hay dos opciones: su interpretación falsa (el relato K) y su interpretación verdadera, la realidad real, la indiscutible (obviamente, la de ellos).

Afirmar y repetir incansablemente que toda versión del gobierno es una total falsedad, una pergeñada impostura tiene la intención de simplificar al máximo cualquier lectura o interpretación de la realidad. Los medios de comunicación no enfrentan al “relato k” en sus contenidos, simplemente lo descalifican, le imputan una completa falsedad. ¿Qué más perverso que un grupo de personas que deciden construir una Gran Mentira con el fin de engañar a toda una sociedad? En lo que estos medios parecieran no reparar (porque saben del adiestramiento de sus consumidores) es en la posibilidad de que esta estrategia frente al enemigo sea leída como una auto confesión.  

A continuación presento una lista de notas publicadas en apenas cuatro medios en cuyo título es posible leer la palabra “relato (K)”. Se trata de una lista parcial, en absoluto completa. Por supuesto, esta lista no incluye las otras cientos de notas que incluyen la idea de “relato (K)”. La obsesión, recurrencia y estrategia de instalar la idea de un (falso) relato K en torno a la realidad argentina nos conduce a la hipótesis de “el relato del relato”.
           

La Nación:

* Relato e impunidad, el refugio que busca Cristina (F. Laborda)

* El kirchnerismo y la guerra del relato (F. Laborda)

* El nuevo relato de Cristina que nos lleva a 1952 (F. Laborda)

* Golpe al corazón del relato (F. Laborda)

* Nueva fase del relato K: ahora, a los jueces (F. Laborda)

* El poder cristinista, el relato oficial y los límites de la sociedad (F. Laborda)

* Cristina, del Día del Relato Oficial al tan mentado 7-D (F. Laborda)

* Cristina, presa de la fragilidad de su relato (F. Laborda)

* El país de las maravillas del relato cristinista (F. Laborda)

* El nuevo relato de Cristina: las uvas están verdes (F. Laborda)

* El relato K para los nuevos desafíos (F. Laborda)

* Un cúmulo de contradicciones y distorsiones en el relato K (F. Laborda)

* El fin de la épica, ¿el fin del relato? (O. D'Adamo)

* Mística e identidad: las cuatro fases de la relatocracia (O. D’Adamo)

* El relato cambia, para que nada cambie (P. Mendelevich)

* El capítulo onírico del relato K (P. Mendelevich)

* Yahuar, más preocupado por el relato que por la realidad (C. Mira)

* Farándula K: los traductores del relato (L. Di Marco)

* La Presidenta, ante un relato que se aleja de la realidad (J. Oviedo)

* Inflación, interés y el relato que no cierra (J. Oviedo)

* Un relato, el único plan de Gobierno (J. Oviedo)

* Relato y victimización en lugar de política (J. Oviedo)

* Los peligros de un nuevo relato (G. Montamat)

* Construir un relato alternativo (G. Montamat)

* El “relato” y los cortes de luz (Editorial)

* La imagen del “relato” nos cuesta demasiado (Editorial)

* Brasil jerarquiza su educación y Argentina, el relato (Editorial)

* El fútbol, al servicio del relato kirchnerista (Editorial)

* YPF, otra frustración del relato kirchnerista (Editorial)

* El “relato” y la mentira (Editorial)

* Un relato oficial plagado de flagrantes contradicciones (Editorial)

* La desaparición de Julio López y los límites del relato (Editorial)

* Una década ganada sólo en el relato (Editorial)

* YPF, con tanque lleno, no depende del relato (P. Sirvén)

* Boudou, el personaje preferido del “relato” K y anti K (P. Sirvén)

* Un relato kirchnerista se estrelló en Washington (A. Ventura)

* La épica del relato llegó a la ciencia (H. Sábato)

* El Gobierno configuró un relato cuando debió instalar el diálogo (E. Galli)

* El relato de la antipolítica (M. Devoto)

* Un “nosotros” ausente en las grietas del relato oficial (F. Sandez)

* Otro relato para el país que viene (F. Pinedo)

* Las mil y una noches del relato kirchnerista (F. Seminario)

* Economía, interpretación y relato (E. Levy Yeyati)

* El guardían del relato kirchnerista (M. Veron)

* La outsider que discutió el relato kirchnerista (J. Fernández Díaz)

* Otro relato de la Argentina kirchnerista (J. Morales Solá)

* Contradicciones de un relato que prescinde de la realidad (J. Morales Solá)

* En busca de un nuevo relato (N. Scibona)

* Un giro en la política militar y en el relato ideológico (R. Fraga)

* La venganza del relato (D. Larriqueta)

* El Gobierno no cree en su relato (M. Rodríguez Yebra)

 

Clarín:


* Cuando se acaba la política del relato (Van der Kooy)

* Cristina, sin relato y con más enemigos (Van der Kooy)

* El relato naufraga frente a la adversidad (Van der Kooy)

* El modelo y el relato K están en crisis (Van der Kooy)

* Como tambalea el relato, vuelven las guerras (Van der Kooy)

* Sobra el relato, pero faltan las respuestas (Van der Kooy)

* A pesar del relato, algo no anda bien (Van der Kooy)

* Un relato con militares, gendarmes y policías (J. Blanck)

* Conflicto a la vista entre relato y realidad (J. Blanck)

* La crisis del relato K, clave en la histórica elección de la izquierda dura (L. Fernández Moores)

* En 2014, publicitar el relato K costará unos 3 millones por día (A. Alfie)

* El desendeudamiento, otro relato más (J. Lanata)

* Chau relato, hola ajuste (J. Lanata)

* El próximo proyecto de Guillermo Moreno: escribir "El relato del Modelo" (J: Blanco)

* Relato K: ya se gastan 2 millones por día para difundir actos de gobierno (M. Bidegaray)

* El relato épico sobre YPF, sometido a un examen (M. Bonelli)

 

 Perfil:

 
* Celebraron el Día de la Memoria con relato K y críticas a Macri y Clarín

* Diccionario del relato K (P. Mendelevich)

* Relato económico (R. García)

* Relato blanqueado (A. Leuco)

* Relato vs realidad (A. Leuco)

* Ni el endeudamiento ni el relato evitarán el ajuste (E. Szewach)

 
El Cronista:
 

* Directv, la operadora preferida del relato k

* Hay más deseo de purificar el relato que de corregirlo (H. de Goñi)

* Una luz roja que atraviesa el telón del relato (H. de Goñi)

* El aggiornado relato kirchnerista también incluye al Fútbol Para Todos (B. Vázquez)

* El costo del relato (M. Tombolini)

* Se viene el film de Caetano: ¿una autocrítica del relato K? (M. Pérez)

* Democratizar la Justicia o ¿una nueva trampa del relato K? (M. Pérez)

* Con el relato no se resuelven los problemas (P. Pérez Paladino)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...