lunes, 29 de abril de 2013

Un papa peronista




Cuenta la historia que estando Perón en Puerta de Hierro en medio de una reunión con David Graiver aparece López Rega y le anuncia al General que afuera está esperando Lorenzo Miguel. "Hágalo pasar", le dice Perón pidiéndole a Graiver que se quede junto a él.

Lorenzo Miguel había llegado a Madrid en busca de apoyo porque tanto Victorio Calabró como Guerrero le estaban moviendo el piso. Miguel se había enterado que Guerrero iba a viajar a Madrid para intentar lo mismo que él: el apoyo del general. Por esto es que Miguel se le adelantó.

Una vez finalizada la reunión entre Perón y Miguel el primero lo despide asegurándole: "Vaya tranquilo, Lorenzo. Tiene toda mi confianza. No es cuestión ahora de dividirnos cuando la contienda electoral nos necesita unidos y mancomunados".

Perón y Graiver continuaron sus conversaciones caminando por el parque de la quinta 17 de Octubre cuando algunas horas más tarde otra visita se hace presente: Guerrero. Éste le expuso al general sus dudas acerca de Miguel e igual que éste le pidió implícitamente su apoyo. Finalmente Perón lo despide diciéndole: "Vea Guerrero, puede irse tranquilo pues cuenta con toda mi confianza. Remocemos lo sindicatos para que la campaña electoral nos encuentre unidos y organizados".

Graiver, siempre presente, no salía de su asombro. Otra vez a solas no aguantó más y le habló al General: "Pero, general..., no entiendo... Hace un rato le dio toda la razón a Lorenzo contra Guerrero, y ahora acaba de hacer lo mismo con éste... ¿No es una contradicción?".

Perón, apretándole el brazo al joven Graiver, le respondió: "Graiver, usted también tiene razón".  

sábado, 27 de abril de 2013

Ahí va el Capitán Beto... (argentina invisble)


 El Capitán Beto ya se lanza al espacio

El nanosatélite tendrá fines científicos y educativos. Se trata de un proyecto mixto entre una empresa privada y la estatal Invap, con aportes del Ministerio de Ciencia nacional. Su nombre, “Capitán Beto”, es un homenaje a Luis Alberto Spinetta.
 
Argentina tenía previsto poner en órbita hoy a la madrugada el primer nanosatélite de su historia desde un centro espacial en China, un diseño nacional producido por la empresa Satellogic, en colaboración con el Invap, y financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Según el CEO de la firma, Emiliano Kargieman, el dispositivo bautizado “Capitán Beto”, en homenaje a Luis Alberto Spinetta, estará disponible para fines educativos y científicos y pondrá al país “un paso más cerca del objetivo de democratizar el acceso al espacio”.

Según lo programado, el nanosatélite “Capitán Beto”, cuyo denominación técnica es CubeBug-1, iba a ser lanzado a la 1.15 hora argentina desde el centro espacial chino de Jiuquan mediante un cohete LongMarch 2. El monitoreo se realizará desde el Radio Club Bariloche, en esa ciudad rionegrina, sobre la que haría su primer trayecto a las 9 de la mañana.

El dispositivo, que pesa dos kilos, es el primero concebido, diseñado y fabricado en el país para demostrar el funcionamiento de esta tecnología en órbita. El proyecto fue realizado por la empresa privada Satellogic, en colaboración con el estatal Invap, y la plataforma tecnológica fue financiada en parte por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva mediante una inversión de 6,3 millones de pesos.

La plataforma que demandó ese costo consiste en diseños, calificación en tierra y en vuelo de los satélites, generación de proveedores locales de componentes y equipos que permitan a usuarios académicos o institucionales la fabricación y uso de satélites para fines de experimentación científica, imágenes, comunicaciones y demostraciones tecnológicas.

En este sentido, el ministerio destacó que tanto el software como el hardware son de plataforma abierta y estarán disponibles para aficionados, universidades e institutos de investigación.

Consultado por Página/12, Emiliano Kargieman, CEO de Satellogic y responsable del proyecto, explicó las características de un nanosatélite. “Un satélite tradicional puede pesar varias toneladas y tener el tamaño de un camión. Hablamos de 1500 a 3000 kilos. En cambio, este nanosatélite pesa 2 kilos y mide 20 por 10 centímetros. Tiene el tamaño de una caja de zapatos. Además, empleamos una tecnología comercial en lugar de una cara. Está hecho de lo mismo que un celular o una tablet, lo cual lo hace más barato pero igual de útil. Es de mil a 10 mil veces más barato”, puntualizó.

En cuanto a sus funciones, aseguró que este primer lanzamiento será demostración de sus potencialidades. “Queremos mostrar qué es lo que se puede hacer. Este satélite tiene una computadora de a bordo, una rueda de inercia para dirigirlo y una cámara de baja resolución que tomará imágenes de las estrellas. Con los nanosatélites se pueden poner a prueba desarrollos tecnológicos como sensores, investigaciones biológicas o nuevos medicamentos, además de testear nuevos materiales como cristales y funciones educativas.”

Kargieman también se refirió a la apertura del código del software y hardware del satélite. “Esta plataforma que diseñamos va a estar a disposición del público a través del ministerio. El diseño, hardware y software son abiertos para que puedan ser utilizados en de-
sarrollos sin fines comerciales. Se pueden hacer satélites o desarrollos complementarios”, indicó.
“La puesta en órbita del primer satélite de esta plataforma –detalló– nos pondrá un paso más cerca de nuestro objetivo de democratizar el acceso al espacio.”

En tanto, el CEO de Satellogic adelantó que se lanzará un segundo satélite en julio de este año, desde Rusia, que tomará imágenes de la Tierra.

Los diseñadores bautizaron la plataforma como “Capitán Beto”, en alusión al tema de Luis Alberto Spinetta con el grupo Invisible, que narra la historia de un hombre que se lanza al espacio en una nave que se hizo construir en la localidad bonaerense de Haedo.

El CubeBug-1 estará en órbita junto al satélite ecuatoriano NEE-01 Pegaso, también el primero en la historia de ese país, y se convertirán en los dos primeros nanosatélites de Latinoamérica.

Informe: Julieta Rumi.

miércoles, 24 de abril de 2013

Tocar y Luchar



En 1975, el maestro José Antonio Abreu empezó a trabajar para hacer realidad su sueño de formar una orquesta que permitiera a los estudiantes de música llevar a cabo prácticas en conjunto. Respaldados por un decreto oficial de 1964 (que contemplaba la obligatoriedad de la práctica en grupo para todos los alumnos de las escuelas de música del Estado), Abreu y ocho jóvenes estudiantes de la antigua Escuela de Música José Ángel Lamas se reúnen convocados por la necesidad de crear un programa de características pedagógicas propias y originales, capaz de adaptar la metodología de enseñanza existente en otros países a nuestra realidad.

La Fundación del Estado para el Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, FESNOJIV, fue constituida en 1996 con la intención de promocionar y desarrollar todas las orquestas juveniles e infantiles que la misma fundación haya creado o pueda crear en Caracas y en todo el territorio nacional; así como implementar actividades y programas orientados a la capacitación y formación de los integrantes de las agrupaciones.

En 2011, la FESNOJIV cambia su denominación y pasa a llamarse Fundación Musical Simón Bolívar (FundaMusical Bolívar), para ser el Organo Rector del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, estando adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, por el beneficio que brinda a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en el aspecto individual y el impacto que genera en la familia, la comunidad, y, por tanto, en la sociedad.

Desde el punto de vista funcional, educativo, artístico y administrativo, El Sistema está conformado por Núcleos que operan en ciudades y pueblos de todos los estados del territorio nacional, integrando una compleja y sistemática red. El Sistema actualmente cuenta con 24 orquestas estadales, 285 orquestas sinfónicas juveniles e infantiles que funcionan en los 285 núcleos a nivel nacional, ha generado 5620 empleos directos y atiende a 350.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes, provenientes de los sectores pobres.

Además: ¡Dudamel!

domingo, 14 de abril de 2013

Habla Mujica



“Un gusto, amigos, saludarlos. Hoy, corriendo el riesgo de no poder ser comprendido
por aquellos a los que no les tocó vivir algunas de las cuestiones de nuestra peripecia tan lejana. Hace muchos años, como 50, medio siglo, fui clandestino, cuando queríamos cambiar el mundo. Uno de los problemas de aquel tiempo era ir presos, torturados y que nos quitaran información. Yo estaba entre los que fueron desarrollando una disciplina de apartar de mi memoria deliberadamente los números telefónicos y cuanto dato identificatorio pudiera ser útil. La verdad es que con esfuerzo y disciplina lo logré en gran medida, a tal punto que hoy mi sistema mental quedó reprogramado, por ejemplo, para no poder retener números telefónicos. Al punto que ni me acuerdo de mi teléfono o el de mi compañera o lo tengo que tener apuntado. Apenas, con mucho esfuerzo, retengo el teléfono de mi secretaría.
   Quedé como bloqueado por aquella disciplina enorme de aquellos años. Quienes hubieran leído La vida del Buscón o Papillón, seguramente puedan entender algo de esto. ¿Por qué decimos esto? Porque nos quedaron de aquellos años muchas cosas. Ese caminar kilómetros en los tres metros de una pieza. El darle vueltas a las cosas. Al efecto de aquellos años y de aquella dura peripecia de andar en la cárcel de Punta Carreta, de rebotar por los cuarteles (conozco más de 80 calabozos) hay que sumar el origen. Vengo de los barrios pobres. Mis amigos de gurises andaban en zapatillas. Casi no tenían juguetes. Nuestras veredas eran de tierra. Estoy hablando de hace casi 60 o 70 años. Otro Uruguay. Pero que es determinante de muchas cosas.
 
   A resultas de todo esto no podemos evitar que en nuestro hablar corriente, íntimo, entre pocos, nuestro lenguaje, por momentos reo, es áspero. Diría, entre comillas, francamente “canero”.
 
   Por muchos años tuvimos que cultivar un hablar, un decir, para gambuza y para cuarteles. Había que comunicarse adoptando las formas, en esa lucha por sobrevivir. Ese lenguaje está a leguas del discurso público. Poco tiene que ver con el discurso público o la prensa. Tiene que ver con las relaciones íntimas. Inevitablemente arrastra en sus modismos nuestra propia historieta.
 
   Para que resulte más nítido, más claro. Hubo que hablar por años con presos comunes y soldados. Porque acechábamos la oportunidad de ser libres. Dos veces nos fugamos y hubo otros tantos intentos.
 
  Ese lenguaje, en la intimidad, quedó grabado para siempre. Hubo que ser mordaz, burlesco, para poder hacer del dolor una sonrisa cáustica que ayudaba a sobrevivir.
 
   Desde entonces reinan entre nosotros los sobrenombres, Mono, Camello, Lagarto, Tuerto, Rengo, etcétera. Y también la tendencia, en ese chamuyo de dos o tres, a la exageración como contracara del vacío existencial que nos tocaba vivir.
 
   Repito: lenguaje chamuyo, un decir entre pocos, casi susurrando, donde lo que importa es la finalidad. Finalidad un tanto conspirativa. No importa la verdad absoluta. Es un lenguaje canero de resistencia, que siempre está acechando la fuga porque sueña con la libertad. Es un lenguaje-herramienta y no causa, que juega para los íntimos. No tiene nada que ver con el lenguaje del discurso público o el de la libertad de prensa.
 
   Me atrevo a afirmar que si no existiera Gardel el lenguaje del Río de la Plata tendría notorias diferencias. Mucha cosa del bajo quedó incrustada en nuestro decir corriente. El hecho real es que una vez que ha sido violentada la intimidad por el juego del mercado no tengo otro camino, porque todo esto que estoy relatando lo pueden entender muy pocos, (y) debo pedir sentidas disculpas a quienes pude lastimar en estos días por mis dichos. Sobre todo (a los) que son, como nosotros, integrantes del sueño de Patria Grande y federal.
 
   Esta es la realidad. Nos han acusado de todo en estos años. De ser genuflexos. En fin... Nadie nos ha pedido disculpas. Yo sé, naturalmente, que al parecer éstas son las leyes del juego. Hemos tratado de hacer todo lo posible por sostener una relación que tenga en cuenta los intereses económicos de la gente que trabaja. Pero acá, en este país, hace años que existe una campaña casi permanente. Que la República Argentina se cae, que va camino a una república paupérrima... Se acusa este gobierno, al mío, de que se subordina. Lo han acusado de genuflexo. En realidad, mentira sobre mentira. La Argentina ha crecido enormemente y desde el año 52 nunca tuvo gobiernos que hicieran tanto por los postergados, por las deudas sociales.
 
   ¿Que tienen problemas? Quién no los tiene? Habría que ir en este momento a los puentes de Paysandú. ¿Que a veces sus medidas defensivas nos afectan? Claro que sí. Pero, ¿alguien puede negar que la masa argentina nos quiere y nos respeta? Quienes conozcan un poco de historia sabrán que cuando a la  Argentina le va bien nosotros nos beneficiamos y, al revés, cuando anda mal nosotros padecemos. Cuando la relación es mala terminan ganando los que están lejos. Pero si todo esto fuera poco, y lo hemos repetido hasta el cansancio, miles de compatriotas uruguayos viven allá y no son discriminados. Por el contrario. Están absolutamente integrados. Sin embargo, se insiste con esas campañas que cuando uno hace memoria por momentos parecen aquellas del antiargentinismo de la década del ’50. Y eso es veneno. No justificamos. Sabemos que puede haber el deseo de que el gobierno se perjudique. La relación económica, sobre todo. Y que con eso crezcan las chances de la oposición. Pero tenemos que recordar nuestra historia. Decía Martín Fierro que los hermanos sean unidos por encima de todas las cosas. Y en estos dís en que estábamos hablando del artiguismo, de su planteo histórico, recordemos las consecuencias de la falta de la unidad.
 
   Sé que está lloviendo y el agua a la larga se lleva todo. Lo he vivido muchas veces y parece que éste es nuestro derrotero. Hace casi cuatro años, en plena campaña electoral, cuando estaba en juego nada más y nada menos que la presidencia de la República, parte de la libertad de prensa nos desató una campaña que nos pintaba poco menos que como propietarios del arsenal de (Saúl) Feldman. Gran publicidad. Después, las cosas llevaron su curso y su desenlace patético. Nada teníamos que ver. Sin embargo nadie, nadie en aquel entonces nos pidió disculpas. Y nunca. Y entonces son cosas (ante las) que uno sencillamente tiene que decir, como decíamos antiguamente en los barrios, calavera no chilla." 
 

miércoles, 10 de abril de 2013

De papas y papanatas


* Ayer nomás de desparramó por los medios-anti una carta del Papa de Flores al 1 de la Corte Suprema, Lorenzetti. En ella parece que le dijo "cuente con mi plegaria" y "a Dios le hablaré de usted". La difusión de la carta, oh casualidad, se dio un día después de los anuncios de CKF para el proyecto de democratización de la Justicia. ¿Qué habrá pensado el lector común de los medios-anti? Clarísimo: la carta del Papa de Flores es una consecuencia de los anuncios de la Presidente. Pero no. La misiva está fechada el 23 de marzo y fue remitida a Lorenzetti el 5 de abril ¿Entonces? Entonces otra vez alguien metió la mano (¿los medios-anti, el propio 1 de la Corte?) y alteró la verdadera cronología de los hechos. ¿Con qué finalidad? Demasiado obvio para responder a esta pregunta.

* Tras los anuncios de CFK para la democratización de la Justicia el jefe del bloque de senadores de la UCR, José Cano, declaró: "Se ve que la visita de la Presidenta al Papa no sirvió para nada". Con todo respeto, se me ocurren dos opciones para interpretar esta declaración: o hay que ser un poco boludo o hay que seguir creyendo que la realidad es la que cuentan Clarín y Hermanos. ¿Acaso alguien en sus cabales imaginó que porque tenemos un Papa de Flores el gobierno nacional iba a modificar su proyecto político?

* Titula Clarín: "Francisco apaga la luz para ahorrar". Parece que el Papa Criollo tiene como afición andar apagando todas las luces a su paso. El gesto, claro está, no está mal. El tema es que si con las luces encendidas el Vaticano cometió tamaña cantidad de tropelías ¿no será riesgoso oscurecer sus pasillos?   

viernes, 5 de abril de 2013

Los carroñeros de la Política


A medida que bajan las aguas de la tragedia comienzan a emerger los carroñeros de la política.

A pesar de que la parada no se las dejaba para nada fácil los medios concentrados, así y todo, se las ingenian para continuar con el blindaje a Macri. A Cfk le exigen gestos cada cinco minutos, ni hablar si hubiera sido ella la que se encontraba de vacaciones durante las inundaciones: tres tapas seguidas como mínimo. Todo esto era esperable y seguirá siéndolo.

Pero las inundaciones les vinieron como anillo al dedo a los carroñeros de la política, a aquellos que no desperdician oportunidades para atacar directamente a la Política, para denigrarla, para envenenarla al punto de pretender convertirla en un camino errado. Claro está, a la Política la hacen los políticos y es a éstos a quienes los carroñeros desean estigmatizar ¿Con qué objetivo? Para crear y difundir un clima social que a ellos, la prensa carroñera, les favorece: un clima de anti-política.

Es por esto que Julio Blanck, veterano buitre en estas lides, escribe hoy acerca de “el fracaso de los que gobiernan el Estado”. Es por esto que Laborda titula, por enésima vez, “el modelo que también quedó bajo las aguas”. Es por esto que Bonelli el Lobbista ataca a “las políticas públicas que dejan sin amparo a la población”. Es por esto que González el Cronista escribe acerca del “colapso del Modelo”. Es por esto que en el mismo diario Ana Gerschenson apunta contra “el fracaso de los políticos y el Estado”. Es por esto que la revista de porno actualidad, Noticias, pone en tapa “La Politica idiota”. Es por esto que Pagni el Impune titula “El resultado de una catástrofe política”.

Ninguno se quiere perder la oportunidad para atacar a la Política. Nostalgiosos del “que se vayan todos” hoy juegan a querer resucitarlo, anhelan esa resurrección porque la necesitan. Para eso entienden necesario manijear un clima como el de finales del siglo XX en nuestro país. Fuerzan todas las lecturas hacia ese anhelo y están alertas a la mínima oportunidad para saltarle a la Política.

También al Estado que los tiempos kirchneristas han conseguido revitalizar. Atacan al Estado transformándolo en un ente ajeno, un espacio de acción de exclusividad kirchnerista. Porque en estos últimos diez años han aprendido que un Estado presente les entorpece el camino a la especulación y a la concentración. Pero sobre todo porque en la otra década, la de los 90, han sido partícipes voluntarios de cómo un Estado ausente (o más bien, presente en la ausencia) les ha posibilitado hacerse grandes a costa de tanto. Entonces ahora huelen cadáveres y empiezan a revolotear calculando la tajada.

Por supuesto que están obligados fatalmente al doble stándard porque nadie desconoce que al Estado alguien lo tiene que conducir. Hoy lo tienen elegido a Macri y éste a ellos (sólo por hoy, sabemos que si mañana se presenta otro con mejores perspectivas a Macri lo desechan). Una elección por conveniencia mutua, claro está. Scioli es un plan B, lo están esperando.

Si esta década se banca el mote de Dékada Ganada es, entre otras cosas, porque la verdadera manija ya no es de exclusiva propiedad de la prensa carroñera. Esta sola realidad ya justifica toda una década. Es una década ganada porque han quedado al descubierto los hilos de los tramoyistas, los intereses, las mentiras, las operaciones, la fabricación del miedo. La prensa carroñera hoy está en bolas y los viejos trucos no les dan más que magros y esporádicos resultados. De todas maneras si por algo se caracterizan es por la perseverancia. Es que hay mucho en juego.           

lunes, 1 de abril de 2013

Del canibalismo social a la democracia participativa (M. Peralta Ramos)


Hacia fines de 2012 se inicia una nueva escalada de la ofensiva desatada un año antes contra el gobierno de CFK. Esta ofensiva es liderada por los sectores económicos más poderosos: aquellos que controlan los principales medios de comunicación y los segmentos clave de la producción, distribución, acopio y comercialización de bienes y servicios. Un conjunto de sectores políticos y sindicales que pretenden rescatar al “verdadero” peronismo y convertirlo en el eje aglutinador de la oposición se suma a esta ofensiva, constituyendo una alianza espuria que incluye a distintos sectores de la derecha y de la izquierda. No es casual que esto ocurra cuando se avecinan elecciones legislativas que pueden dar lugar a cambios legislativos de importancia estratégica para el país. En este contexto, el poder de veto de los sectores con mayor poder económico se ejerce creando y recreando mercados y canales “informales”: espacios que –a nivel cambiario, financiero, impositivo, etc.– operan en abierta transgresión de las normas vigentes, eludiendo así el control del Estado sobre las transferencias de ingresos y provocando una sangría de recursos indispensables para concretar las políticas del gobierno. Este poder de veto también se ejerce tejiendo ininterrumpidamente una narrativa sobre nuestro presente, nuestro pasado y nuestro futuro que se presenta como la única verdad posible. Construida a partir de un sistemático ocultamiento de los intereses que impulsan las acciones de los diversos actores sociales, esta narrativa utiliza todo tipo de recursos para vaciar de contenido los fenómenos sociales, volviendo invisible su vinculación con determinadas relaciones de poder.
 
Este doble ejercicio del poder de veto cristaliza instalando la inflación en el centro de la escena política. Una inflación que se presenta totalmente desvinculada de la existencia de mercados informales o “negros”, del desabastecimiento y de determinados intereses económicos. Así, la existencia de una relación íntima y simbiótica entre el mercado informal del dólar blue y las “expectativas” de ganancias de los grupos económicos formadores de precios desaparece totalmente. Como por arte de magia, un mercado cambiario ilegal y virtual –con un caudal ínfimo de operaciones comparado con las que ocurren en el mercado oficial– pasa a regir las actividades económicas del mundo real. Los grupos monopólicos con capacidad de formar precios en puntos estratégicos de la economía transfieren a sus precios sus “expectativas” de ganancias centradas en la evolución de un dólar virtual. Y al compás de esta música –alimentada también por la especulación de aquellos cuya actividad económica facilita la tenencia de dólares–, el dólar blue se contorsiona mientras los “especialistas” y los grandes medios de comunicación explican esta danza a partir de la necesidad de ahorro de un “chiquitaje” aterrorizado por la pérdida de valor del peso. Y así como se ignora el poder decisivo que tienen los monopolios y oligopolios sobre la economía real, también se desconoce la incidencia que la capacidad de formar precios y el desabastecimiento en puntos estratégicos de las cadenas de valor tienen sobre las peripecias y corridas del propio dólar blue. La inflación, en cambio, es siempre el “resultado lógico” de las malas políticas del Gobierno.

Sigue.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...